martes, 2 de enero de 2018

LOS PROPÓSITOS


“Nadie se sumerge en un aventura esperando resultados mediocres”
Haruki Murakami


Pues sí… debo confesar que el año pasado escribí muy pocas columnas; más bien me perfilé a escribir artículos, reportajes, crónicas, pero aún así muy pocas también.
En cambio me dediqué ampliamente al proyecto de los #VlogVaronita que siendo en formato video, absorbió mucho de mi tiempo.
A pesar de todo lo que podría explicar la verdad es que no hay excusa; y más bien confieso que me vi una y mil veces bloqueada  y con ello negada a escribir las dichosas columnas.
Y entonces recordé aquellos años en los que escribía más y los motivos por los que poco a poco dejé de hacerlo con más frecuencia.


Cuando inicié en este oficio en mi cabeza surgía una pregunta:

¿Si comienzo a escribir...la gente esperará que sean columnas como las de mi padre?

Ese fue un fantasma que me persiguió algún tiempo; incluso demeritó algunos comentarios que leía en mis columnas expresando algo como : “¿En verdad eres hija de David Varona?, no se nota el estilo”...

De aquello ya fue hace algunos años; pero fue entonces que decidí detenerme en ese formato y de alguna manera reflexionar al respecto porque: NO, no soy el estilo de mi padre.
Eso quedó claro cuando él mismo algún día me dijo cuando leía una de mis columnas me dijo: “tú deberías ser escritora”…

Y así fue cuando dejé de cargar en mi mente que debería ser “LA HIJA DEL PERIODISTA”

No soy ni seré nunca mi padre; él se ha formado su propia historia y prestigio, así que era momento de buscar lo mío.

Fue realmente un alivio comprender que no forzosamente por ser “hij@ de” se debe continuar el mismo camino; esa visión es muy de telenovela barata, ya que por más que le busquen, el talento NO SE HEREDA SE ADQUIERE.

Y mucho lo he adquirido de mi padre, pero la misma vida nos ha puesto en papeles opuestos donde él aprende mí y yo de él… un resultado muy curioso donde ahora parece que la hija hereda al padre.

Así que sí; regresaré a escribir, regresaré a un camino que ahora es más concreto para mí y que sin duda me define, lo que soy y lo que hago.

Ambos somos periodistas; y juntos hemos armado un súper dúo dinámico, he aprendido a leer el estilo de mi padre, sin duda sus letras, sus pensamientos y su experiencia es inigualable.
De eso me siento enormemente orgullosa, he aprendido a cultivar su talento y potencializarlo en esta nueva era digital.

Nunca he ocupado el nombre de mi padre para abrirme camino al estilo: “yo soy la hija de…” ; vamos… incluso recuerdo en mis inicios en este proyecto algunos colegas no tenían idea de mi existencia.

Fueron momentos que me arrancaban una sonrisa; pues después me observaban bien y se daban cuenta que no se puede negar la genética; “soy la viva imagen  de mi padre” .

Debo confesar que me gustaba el anonimato; pasar desapercibida te da cierto privilegio como el tomar al toro por los cuernos sola y sola armarte tu propia historia y prestigio.

Este año LA GAZETA TV cumple 11 años; así que por todo lo vivido, desde hace unos años me encuentro cómoda con mi estilo.

Las nuevas tecnologías han sido todo un reto, pero es gracias a ellas que mi padre y yo encontramos el clavo justo: él tiene su comunidad y yo la mía; y muchas veces son la misma.

Yo soy LA VARONITA; y este año retomaré con más frecuencia estos diálogos, porque además también quiero fomentar este fino arte al que le debo mis inicios y mi consolidación.

@lavaronita






No hay comentarios:

Publicar un comentario

AGRADEZCO mucho tu comentario